NOS MUDAMOS...

NOS HEMOS TRASLADADO A

"Androípolis. El Diario de Android y Tecnología"

en colaboración con las mejores páginas del tema. Podéis seguirnos en:


o a través de Twitter en: @nivelblue o @androipolis



Siguenos en:

En otras palabras / In your language

Buscar

Loading

Nube de Etiquetas

3D (7) ADSL (7) Almacenamiento (14) Android (82) Aplicaciones Web (81) Apple (26) Apps Android (312) Arte (3) Ciencia (6) Citas (45) Consolas (13) Curiosidades (3) Ebooks (24) Economía (11) Educación (39) Fotografía (20) Gadgets (45) GNU/Linux (10) Google (38) Hack (13) Hacktivismo (3) Hardware (46) Hazlo tu mismo (6) HTC (9) Humor (63) Idiomas (3) Internet (118) iPhone (38) Judicial (16) Juegos (25) Legales (31) Mac (6) Manuales (9) Microsoft (6) Mozilla (2) Música (10) Nokia (3) P2P (11) Podcast (1) Política (13) Programación (3) Redes (9) Redes Sociales (38) Seguridad (6) SGAE (26) Software (57) Software Libre (33) Solidario (3) Sony (6) Tablets (5) Tecnología (18) Telefonía (50) Televisión (12) Ubuntu (2) Usb (1) varios (33) Vídeo (18) Virus y malware (7) Web (126) Windows (10) YouTube (3)

Leenos en tu e-book

También puedes seguirnos en

Colabora con nosotros

Visitas

contador de visitas

Internautas TV

Gana dinero con Qustodian

Páginas amigas

Blogs a los que sigo

Lo + visto

Recibe los articulos via mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Licencia

Creative Commons License
31 dic. 2010

Definitivamente y teniendo en cuenta la noche que se avecina, hay que tener muy en cuenta el tema de las copas y cumplir a rajatabla con el código de circulación y, por supuesto, nunca pedir explicaciones a la Benemérita cuando nos multen por cometer una infracción, a continuación os dejamos con una clara prueba de ello.

Un individuo va conduciendo y se salta una señal de “stop” descaradamente, pero es observado por un guardia civil que le da el alto.

– Buenas tardes, caballero. Haga el favor de mostrarme su permiso de conducción.

– ¿Y eso, de qué?

– ¿Cómo que de qué? Usted no se ha parado a la altura de la señal de “stop”.

– ¿Y qué, passsa algo? Reduje la velocidad y, además, no venía nadie.

– La normas de circulación obligan a pararse, no a reducir la velocidad. Su documentación, por favor.

– ¡No me jodas! A ver, ¿cuál es la diferencia, so listo?

– La diferencia es que debía haberse detenido completamente en vez de aminorar la marcha. Los papeles, pero ¡YA!

– ¡Y dale con la brasa! Si usted es capaz de enseñarme la diferencia entre reducir y parar, le mostraré mis papeles.

– Muy bien, le haré una demostración. Haga el favor de apearse del vehículo.

El individuo, intrigado, sale del vehículo al tiempo que el guardia civil saca la defensa y comienza a darle una ONDANADA DE HOSTIAS que le dejan doblado. Entonces, el guardia civil le pregunta:

AHORA, ¿DESEA USTED QUE ME PARE? O QUE REDUZCA LA VELOCIDAD ?


Por otra parte, como la canción del Panamericano sonará vayas al lugar que vayas, si quieres ser el amo de la pista, aquí os dejamos con una coreografía que podéis ir ensayando en las horas que quedan.




0 comentarios:

Publicar un comentario